martes, 10 de marzo de 2009

Guitarra


Como instrumento musical, la guitarra es una de las musas más ricas a la que se han acercado los poetas - por su cadencia rítmica, su femenina silueta, su necesaria cercanía a aquel que la pulsa -. En Uruguay, muchos poetas le han escrito con la intención de fijar en el papel ese sentimiento inaprensible que significa escuchar una melodia surgiendo de entre sus cuerdas. El olvidado poeta y payador maragato Florentino Callejas escribió lo que, sin dudas, es una de las mejores composiciones que reflejan el sentimiento que despierta una guitarra. En A mi guitarra, Callejas parece olvidar la madera, el metal y las cuerdas que la forman y le habla a un ser de carne y hueso; un destinatario que palpita y sufre, sonríe y llora. A continuación, A mi guitarra:


Hermosa guitarra mía
que nunca te me negaste
la que conmigo cantaste
al dolor y a la alegría
quiero recordar los días
que te pulsé con amor
y ahuyentarás mi dolor
al escuchar tu gemido
ven si es que me has conocido
que soy tu viejo cantor.

Cuántas veces sin tener
quien me brindara un consuleo
mirando muy triste el suelo
lloré como una mujer
ya no esperaba volver
a escuchar más tu sonido
y al verme solo y herido
en campos de la derrota
ya de tu caja las notas
habían desaparecido.

Hoy que sangrando una herida
quiero contarte mis penas
vos que fuiste la más buena
compañera de mi vida
si ayer sonaste sentida
hoy de nuevo sonarás
y conmigo vencerás
nuestra desgraciada suerte
porque ni la misma muerte
podrá separarnos más.

Si me ayuda la cadencia
de tus cuerdas vibradoras
habrá llegado la hora
de cumplir nuestra sentencia
porque sos en mi existencia
dueña de mi amor más fuerte
y cuando mi cuerpo inerte
baje a la última morada
irás conmigo abrazada
a la región de la muerte.


NOTA: A mi guitarra ha sido interpretada por infinidad de artistas a lo largo y ancho del país. Asunto Literario recomienda muy especialmente la versión grabada (con acompañamiento de una guitarra, claró está, y en estilo) de Alberto Moreno (Benjamín Garategui).

6 comentarios:

Hebert Zarrizuela dijo...

Notaaables versos, Martín. Te sumaré a los enlaces en mi blog, si me permites.
Un abrazo.
LDL.

Martín Bentancor dijo...

Adelante, mi amigo virtual. Florentino Callejas es, en si mismo, un canon, Abrazo.

Archiduque de Applecore dijo...

Otro gran poeta y cantor de nuestras tierras tiene una de las canciones más hermosas, tanto como por la melodía de la guitarra como por los formidables versos que la acompañan: "Stephanie" de Alfredo Zitarrosa.

Abrazo!

Martín Bentancor dijo...

Mi estimado Archiduque, coincido plenamente con su juicio. Es que nuestras tierras han servido de cuna para muchas grandes canciones y no lo digo con ningún aire nacionalista. Hay grandeza pero una grandeza universal.
Un cordial saludo.

Archiduque de Applecore dijo...

Adjunto, para todo el mundo, el enlace a un nuevo foro de literatura, religión, política, chistes verdes, negros y azul marinos, etc...

http://redcomunitaria.com/foro/

Cabeza dijo...

Excelente recordar este Estilo.